Somos diferentes

Nuestra vocación es ser una correduría de y para mediadores, no vendemos en directo, toda nuestra producción es a través de colaboradores, entre los cuales nos encontramos también los socios fundadores de la correduría.

Somos una correduría virtual sin una sede central fí­sica, nuestra correduría se encuentra presente, por igual, en cada una de nuestras oficinas abiertas al público, que están a su vez unidas por un potente programa de gestión y multitarificación en formato web, que además permite homogeneizar y optimizar nuestro trabajo, lo que redunda en un mejor servicio para nuestros clientes.

De cara a nuestros colaboradores, tenemos una filosofí­a fundamental: podrás salir con la misma facilidad que entrar, no queremos lo que no es nuestro, te damos por escrito, en contrato, el derecho de propiedad sobre tus pólizas, y nos comprometemos a facilitar el vuelco de tus contratos donde nos indiques si decides salir de la Corredurí­a y a no contactar con ningunos de ellos con posterioridad.